La asamblea se reúne 1ros y 3eros lunes de mes el café La Coffea, 6 esquina 49, a partir de las 19hs.

Para contactarte con Defendamos La Plata o formar parte del foro escribí a defendamoslaplata@gmail.com

viernes, 30 de julio de 2010

“La Plata, la ciudad que queremos”


“La Plata, la ciudad que queremos”
CONCURSO DE MANCHAS y SUELTA DE GLOBOS

Acompañamos nuestra lucha en defensa del Patrimonio Cultural y Ambiental con estas actividades para los más chicos. Para que la ciudad en la que crecen nuestros hijos siga siendo la ciudad que todos los vecinos queremos.

Este sábado 31 de julio a partir de las 14:30 hs en la Plaza Moreno

(Se suspende por lluvia)


Gacetilla de Prensa

Siguen las acciones en Defensa del Patrimonio Urbanístico, Arquitectónico y Ambiental de la Ciudad de La Plata, en ésta ocasión invitamos

“SUELTA de GLOBOS SIMBÓLICA: EL PATRIMONIO QUE SE NOS VA”

El próximo sábado 31 de julio a partir de las 14:30 hs en la Plaza Moreno estaremos realizando actividades recreativas con los más chicos, en el marco del receso vacacional de invierno, los niños dibujarán “La Plata, la ciudad que queremos” cerraremos la tarde con una suelta de globos de manera simbólica representando como se escapa de de las manos nuestra identidad local, por cada casa fundacional que se aniquila en nombre del pseudo progreso, por cada barrio que se degrada con la llegada de un edificio en altura desconfigurando su fisonomía y calidad de vida.

La Defensa de la ciudad de La Plata, va más allá de su patrimonio cultural construido, la pérdida inminente de gran numero de casas fundacionales es solo un síntoma visible de una problemática mas integral que hace tiempo venimos padeciendo sus habitantes por la carencia de una planificación tal que permita a la ciudad seguir creciendo de manera sustentable. Es también parte de nuestra preocupación la calidad de vida que día a día vamos perdiendo, el colapso de la infraestructura de servicios como red de agua, cloacas, gas natural, que se encuentra colapsada debido a que las desmedidas construcciones en altura han incrementado en gran medida la cantidad de habitantes en el centro de la ciudad y en ciertos barrios, cuestión que se ve incrementada con el nuevo código y que resulta en una disminución en el asoleamiento del espacio urbano, haciendo prácticamente una ciudad oscura, sin las condiciones mínimas de habitabilidad para el ser humano.

Asimismo, queremos recordar que, este espacio en constante crecimiento, se encuentra abierto a todas las personas que quieran participar:

Las Asambleas abiertas de vecinos son los días lunes a las 18 hs. en el Bar del Pasaje Dardo Rocha (entrada por 6 y 49) donde se tratan los temas y acciones que se llevan a cabo.

miércoles, 21 de julio de 2010

Diario Diagonales// 21 de julio 2010

http://www.elargentino.com/nota-99508-medios-122-Piden-la-nulidad-del-nuevo-COU-porque-no-se-consulto-a-la-Comision-de-Monumentos.html
elargentino.comCN23Buenos Aires EconómicoVeintitrésVeintitrés InternacionalNewsweek7 DíasSurAsteriscoContraeditorial SociedadDiagonales
ComentarReenviar Votar Imprimir Fuenteen la justicia federal platense
Piden la nulidad del nuevo COU porque no se consultó a la Comisión de Monumentos
21-07-2010 / Un grupo de abogados afirma que debe intervenir ese organismo nacional y la Unesco

Una de las viviendas derrumbadas en 4, 54 y 55. En la Ciudad hay decenas de viviendas que debieran estar protegidas por ordenanzEl polémico Código de Ordenamiento Urbano (COU) llegó a la Justicia Federal platense, con el pedido de un colectivo de abogados para que se suspenda la “destrucción y deterioro de viviendas y edificaciones” que, afirman, permiten las últimas modificaciones realizadas a la norma que regula las construcciones en la Ciudad.

En su presentación, los letrados solicitaron que se dicte la nulidad de la ordenanza 10703 (COU) por no haberse consultado para su sanción a la Comisión Nacional de Museos y Monumentos y Lugares Históricos de la Nación.

Puntualmente, según justifica el Colectivo de Abogados Populares La Ciega –integrado, entre otros, por Federico Pérez Aznar–, La Plata “fue declarada monumento nacional por el decreto 1308/99”, quedando cualquier modificación en su patrimonio bajo la aprobación de la Comisión de Museos.

“El COU sancionado instrumenta significativos y perjudiciales cambios en la normativa que rige la planificación del casco urbano de La Plata sin haber dado intervención al organismo federal competente”, destacaron los letrados en la presentación que recayó en el Juzgado Federal Nº 4 a la que tuvo acceso Diagonales.

Hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo (la nulidad de la ordenanza), el Colectivo solicitó que se dicte una medida cautelar de no innovar “ordenando suspender toda destrucción y deterioro de viviendas y edificaciones (total o parcial) y de sus monumentos y suspender toda obra en construcción que pretenda levantarse por encima de tres pisos o toda obra o modificación estructural de magnitud en el trazado, previo análisis del impacto ambiental, arquitectónico y urbanístico”.

Los abogados proponen convocar a una audiencia pública con participación ciudadana, de la Provincia (“en su carácter de garante de la ley provincial y la ley nacional de protección ambiental”), de la Comisión de Museos y organismos internacionales como la Unesco.

Asimismo, en la presentación judicial se pide que “se suspenda toda obra que se encuentre en proceso de ejecución tendiente a modificar los espacios verdes públicos y el patrimonio forestal, hasta tanto no se realice su evaluación –por los órganos ya citados–, por encontrarse protegidos por la normativa nacional que los declara patrimonio”.

Por último, en el marco de la medida cautelar, los abogados piden que “se suspenda toda demolición de viviendas y edificios, hasta tanto no se realice un exhaustivo análisis acerca del valor arquitectónico de estas edificaciones (principalmente fundacionales, anteriores en su construcción a 1930, protegidas por decreto 1579/06, o de todas maneras, sin estar encuadradas en esos supuestos, poseer valor singular y arquitectónico), se suspenda la autorización y aprobación de construcciones de edificaciones que prevean más de tres niveles, y suspensión de aquellas obras que fueron autorizadas luego de la puesta en vigencia de la ordenanza”.

viernes, 16 de julio de 2010

Vistas de la Nueva Ciudad sepultada por los edificios





La Plata Bombardeada de edificios.
Las vistas desde la torre de la Catedral.

15 de Julio, Visita a la casa de 10 e/ 45 y 46


Dos meses despuès,... vergùenza deberìa darle al Arq Nèstor Màrquez por destruir una obra de arte y contruir una basofia de la nueva època,...

lunes, 12 de julio de 2010

El ataque.mpg

El Concejal Caferra es agredido por una patota que no dejaba pasar al acto ofician del 9 de Julio 2010 en Plaza Moreno, La Plata.

La agupaciòn Defendamos La Plata se manifiesta con carteles, empanadas y pastelitos, y volantes en contra del nuevo Còdigo Urbanìstico Platense

sábado, 10 de julio de 2010

Graves incidentes durante los festejos del Día de la Independencia

http://www.diariohoy.net/accion-verNota-id-94454-titulo-Graves_incidentes_durante_los_festejos_del_D�a_de_la_Independencia


En plaza Moreno
Graves incidentes durante los festejos del Día de la Independencia
Vecinos y ONG querían manifestarse en contra del COU y en defensa del patrimonio arquitectónico platense, pero fueron agredidos por guardaespaldas de Pablo Bruera.

document.getElementById('imagen1').style.display = 'block';



Iba a ser una jornada de manifestación pacífica en defensa del patrimonio arquitectónico platense y por el festejo del 9 de julio, pero terminó con incidentes entre vecinos y guardaespaldas del intendente Pablo Bruera.
Los vecinos y organizaciones no gubernamentales reunidos en asamblea en defensa del patrimonio arquitectónico, cultural, urbanístico y ambiental de La Plata habían decidido convocar a una manifestación pacífica en plaza Moreno, junto a la piedra fundacional de la ciudad.
De acuerdo al relato de los vecinos a Hoy, “comenzamos muy temprano a armar los carteles y folletos. Eramos cinco personas. En ese momento, tres hombres se nos acercan y nos preguntan qué estábamos haciendo. Les explicamos y les dimos unos folletos. Al rato ya teníamos diez personas rodeando la plaza”, contó Nilda, integrante de la asamblea.
La mujer agregó que la idea del grupo era “simplemente estar en ese acto, que Bruera nos viera, repartir empanadas, mates y juntar firmas para tener una audiencia con el intendente. En ningún momento buscamos escracharlo como nos acusó la Policía, que nos decía que no nos podíamos acercar porque se trataba de un acto oficial”.
En efecto, el deseo de los manifestantes era acercarse al acto y juntar firmas para seguir adelante con su reclamo. “Pero no nos dejaron pasar. Eran cerca de treinta hombres que rodearon el acto oficial. Nos empujaron y nos rompieron los carteles, nos sacaron pancartas y volantes y nos pidieron que nos fuéramos”, indicó la vecina.
Uno de los heridos fue el concejal por Nuevo Encuentro Daniel Caferra, que en diálogo con este medio repudió los hechos de violencia y explicó que los incidentes se produjeron en el preciso instante en que comenzaba el acto por el Día de la Independencia.
“La idea era juntarnos luego del Himno y de que Bruera diera su discurso, levantando algunas pancartas y repartiendo volantes para pedir un rol activo de la Municipalidad ante la destrucción del patrimonio público de los platenses, cuando la patota comenzó a golpearnos, rompió los carteles y los panfletos”, dijo, y agregó que “yo fui golpeado, pero hubo compañeras mucho más golpeadas y corrieron peligro”.
Más allá de los incidentes, los vecinos pudieron llevar adelante uno de sus objetivos, que era hacer conocer el motivo de lucha. En ese sentido, Caferra explicó que “repartieron algunos volantes en los semáforos y le explicaron a la gente lo que estaba pasando”, precisó.
Agregó también que “queremos hacer pública la denuncia de lo que pasó y demostrar que el COU comenzó mal parido, porque se aprobó a escondidas de los vecinos y lo que pasó demuestra que el intendente está en contra de ellos”.
Por último, los vecinos dijeron que “cuando se produjo el hecho, el intendente ya no estaba. La Policía estaba presente y no hizo nada porque dijeron que se trataba de un acto oficial”.
Al respecto, el edil agregó que “el intendente se estaba retirando”, pero aseguró que “si quería ver lo que pasaba lo podía haber hecho”.
Cabe recordar que los vecinos se oponen al COU y buscan evitar que se sigan demoliendo edificios históricos (ver aparte). En ese sentido, ya hicieron varias manifestaciones para evitar nuevas demoliciones. “Creemos que la reciente sanción del nuevo COU provoca un retroceso de varias décadas y coloca a La Plata en una posición paradójica, porque, reconocida por su planificación urbana, se empeña en destruirla en detrimento de la calidad de vida de sus habitantes”, expresaron.Una lucha que sigueA pesar de los incidentes de ayer, los vecinos y organizaciones no gubernamentales afirmaron que seguirán con su tarea de evitar que se sigan demoliendo más edificios históricos en la ciudad.
Una de las últimas demoliciones que quisieron evitar fue la de tres edificios ubicados en plaza Rocha. “Hay un relato que cuenta que a una de esas casas iba Dardo Rocha a tomar mate”, contó a Hoy José María Digregorio, de la agrupación Sotobosque. Otra de la casas estaba ubicada en 10 entre 45 y 46. Ese edificio ya tenía su interior demolido y, a pesar de la resistencia vecinal, finalmente la fachada fue derrumbada.
“Todos nosotros (estudiantes, arquitectos, abogados, amas de casa, docentes, artistas, empleados, trabajadores, representantes de ONG) manifestamos evidente preocupación por el futuro de la ciudad frente a una normativa que pone en crisis la sustentabilidad”, aseguraron.
En ese sentido, explicaron que el objetivo es hacer una campaña de sensibilización y participación de los vecinos, “promoviendo el desarrollo sustentable y proponiendo un proceso participativo donde sean incluidas todas las variables que hacen a la planificación de una ciudad para todos”.
Por esa razón, informaron que “este espacio se encuentra abierto a todas las personas que quieran opinar en las asambleas abiertas, los días lunes a las 18 en el bar del Pasaje Dardo Rocha, donde se tratan los temas y las acciones que se llevan a cabo”.Planeamiento y especulaciónEn diálogo con Hoy, el arquitecto Fernando Gandolfi, director de la maestría en Conservación y Restauración del Patrimonio Arquitectónico y Urbano de la UNLP, se refirió a esta situación y dijo que “no existe un equipo técnico de especialistas para que solucione esta situación, ya que el Pasaje Dardo Rocha está sufriendo un deterioro constante y progresivo”.
Agregó que “no todo pasa por las partidas presupuestarias o por el dinero que se tenga, sino por la política a largo plazo que se emplee en la conservación del patrimonio arquitectónico”.
Por otra parte, destacó que para el cuidado del patrimonio “es muy importante que exista un manual de mantenimiento para después saber cómo se deben mantener los edificios, desde cómo se cambian las cubiertas de techumbre hasta cómo se limpia una ventana, ya que los edificios tienen una vida propia, pero no resisten por sí mismos el paso del tiempo”.
Por último, el especialista se refirió al nuevo COU y dijo que “se ha entregado a la ciudad a la especulación inmobiliaria y se dio de baja el catálogo de piezas urbanas a ser protegidas. Sólo están protegidos la Catedral y la Municipalidad, todos los demás están sometidos a la ley de la oferta y la demanda”.
Diario Hoy

viernes, 9 de julio de 2010

Incidentes y agresiones en el acto por el aniversario de la Independiencia

http://www.diariohoy.net/accion-verNota-id-94338-titulo-Incidentes_y_agresiones_en_el_acto_por_el_aniversario_de_la_Independiencia_


Interés General En Plaza Moreno
Incidentes y agresiones en el acto por el aniversario de la Independiencia
Vecinos y organizaciones "reunidos en asamblea por el patrimonio arquitectónico platense" que se sumaron a los festejos del 194° Aniversario de la Declaración de la Independencia denunciaron que fueron agredidos y desalojados por la "patota de Bruera".
Los vecinos y organizaciones no gubernamentales de la región de La Plata reunidos en Asamblea en defensa del patrimonio arquitectónico, cultural, urbanístico y ambiental de la ciudad de La Plata habían decidido sumarse a los festejos del 194° Aniversario de la Declaración de la Independencia Nacional convocandose esta mañana en Plaza Moreno.
Mientras entregaban volantes y panfletos, al mismo tiempo se desarrollaba el acto oficial encabezado por el intendente Pablo Bruera, también en Plaza Moreno. El grupo de vecinos y distintas organizaciones que se oponen al Código de Reordenamiento Urbano denunciaro que fueron agredidos y desalojados por la “patota de Bruera” en medio de fuertes disturbios.
“Todos nosotros (estudiantes, arquitectos, abogados, amas de casa, docentes, artistas, empleados, trabajadores, representantes de ONGs ambientales, sociales y culturales de las más importantes de la zona, etcétera) manifestamos evidente preocupación por el futuro de la ciudad frente a una normativa que pone en crisis la sustentabilidad. Nuestro objetivo principal es llevar a cabo una campaña de sensibilización y participación de los vecinos promoviendo el desarrollo sustentable y proponiendo un proceso participativo donde sean incluidas todas las variables que hacen a la planificación de una ciudad para todos”, expresaron desde la organización.

miércoles, 7 de julio de 2010

Patrimonio, imagen e inversiones

Ver nota en www.pagina12.com.ar


Sábado, 3 de julio de 2010
Patrimonio, imagen e inversiones

Por Facundo de Almeida *

En una columna publicada el 6 de enero pasado nos referíamos al aporte económico que el patrimonio arquitectónico ofrece a una ciudad. La base era un estudio realizado por el Convenio Andrés Bello y la Corporación del Centro Histórico de Cartagena de Indias sobre el impacto económico del patrimonio edificado. Ese análisis realizado en Colombia permitió identificar las diversas formas en que este recurso se transforma en un instrumento generador de valor.Una de las dimensiones económicas que mencionábamos era el valor de existencia, esto es la posibilidad de capturar los beneficios que genera un inmueble o área patrimonial por el solo hecho de existir, más allá del aporte que representa su utilización en forma directa o indirecta.Mencionábamos como ejemplo las empresas multinacionales que analizan la calidad de vida en la ciudad donde instalarán su sede y toman en cuenta la belleza y calidad arquitectónica del destino.La inclusión de esta variable en las decisiones de localización de las grandes empresas quedó confirmada en una encuesta realizada recientemente por la publicación América Economía Intelligence.Se trata de un estudio que ordena a las ciudades de mayor a menor capacidad-potencial de negocios, mediante el análisis de ocho dimensiones, cada una de las cuales concentra una cierta cantidad de variables que, combinadas, permiten sintetizar áreas específicas: marco social y político, marco y dinamismo económico, servicios a empresas, poder de marca de las grandes ciudades, servicios a ejecutivos, infraestructura y conectividad física, capital humano y un medio ambiente sustentable.La medición del poder de marca que se construyó a partir de la encuesta que en 2010 se denominó Encuesta sobre Negocios y Calidad de Vida en las Ciudades de América latina e incluyó entrevistas a 2000 lectores de la publicación, todos ellos vinculados con el mundo de los negocios.Entre las preguntas a los entrevistados se les pidió que calificaran la gestión de las autoridades en el cuidado, mejoramiento y embellecimiento del patrimonio arquitectónico y las edificaciones. La ciudad mejor ponderada, en una escala de 1 a 5, fue Medellín con 4,38 puntos, seguida por Miami –que también fue analizada—, La Paz, Guayaquil y Guadalajara.Entre las diez primeras no fue incluida Buenos Aires, a pesar del esfuerzo de comunicación del Ejecutivo porteño, que cada dos cuadras nos quiere convencer –con vistosos carteles amarillos– de que está “Haciendo Buenos Aires”, algo así como una pretendida tercera fundación de la Ciudad.Es hora de que el gobierno, no sólo por el bien de la cultura y de los ciudadanos de Buenos Aires, sino también como forma de promover las inversiones y los negocios, dedique recursos presupuestarios y humanos a preservar y restaurar el patrimonio arquitectónico porteño.La preservación del patrimonio edificado debe estar acompañada por su restauración y revitalización, y es imposible que esta tarea quede exclusivamente en manos de los propietarios de los inmuebles.No alcanza con embellecer las fachadas de algunos inmuebles en la calle Defensa, tampoco con la necesaria pero discutida restauración del Teatro Colón, es imprescindible definir áreas prioritarias donde se lleve adelante un plan integral que intervenga el espacio público respetando las características patrimoniales de la zona, contemple los aspectos sociales evitando la expulsión de población y económicos del proyecto, e incentive mediante créditos, subsidios y beneficios fiscales la inversión privada sobre los bienes patrimoniales.La normativa para llevar a cabo esta tarea existe y está vigente hace muchos años. Los ejemplos internacionales en los cuales inspirarse y aprender de aciertos y errores están a un click de distancia. Sólo falta la decisión política para que la revitalización del patrimonio arquitectónico sea una línea estratégica y relevante en la política pública porteña.
Licenciado en relaciones internacionales. Magister en gestión cultural por la Universidad de Alcalá de Henares. http://facundodealmeida.wordpress.com

Una norma ILEGAL

Diario Diagonales 7/7/2010
en http://www.elargentino.com/nota-97742-Una-norma-ilegal.html Por Federico Pérez Aznar

Una norma ilegal

Una casa que ya no es, en 54 entre 3 y 4. No hace falta abrir las ventanas para ver el cielo: detrás de la fachada ya no quedan Desde su concepción, La Plata fue ideada como un paradigma de la ciudad planificada, armónica, que privilegió la calidad de vida de sus habitantes y los inigualables valores urbanos que la identifican. En estos últimos años se convirtió en una mercancía de la cual un puñado de empresas constructoras y el intendente Bruera pretenden sacarle su mayor rédito económico, destruyendo su historia y su identidad. La región hasta el año 1957 conformaba un todo con Berisso y Ensenada, enmarcando en un eje transversal sobre la virtual calle 52 sus pilares fundamentales (puerto, edificios públicos, sector productivo, etc).
El Código de Ordenamiento Urbano (COU) publicado esta última semana significa un deterioro, un accionar ilegal de parte del municipio y de las empresas beneficiadas, ya que viola legislación provincial, nacional e internacional. Entre las normativas vulneradas, se encuentran las leyes de medio ambiente provincial y nacional, ordenanzas que protegen viviendas con valor patrimonial. Se quebranta la constitución nacional y la provincial, la cual protege expresamente en su artículo 44 el “patrimonio cultural, histórico, arquitectónico, arqueológico y urbanístico”, como valor transmisible a las generaciones venideras. Asimismo, la forma oculta en la cual fue tratado omitió la obligación de llamar a instancias de participación pública, en las que se incluyan las voces de los ciudadanos y especialistas. Cabe mencionar que los diferentes ámbitos académicos de la UNLP, como así también ONG´s y colegios profesionales se opusieron a la norma.
Con respecto a la destrucción del patrimonio protegido como bien común, en 1999, mediante el decreto nacional 1308, se declaró al casco histórico como patrimonio histórico nacional, pasando a estar resguardado por la ley 12665, que en su artículo 4º establece que este no puede ser restaurado ni destruido en todo o en parte, sin aprobación o intervención de la Comisión Nacional de Monumentos y Lugares Históricos, a la cual no se le ha consultado por la reforma. En su redacción, se protege el carácter higienicista, que pondera la calidad de vida de sus habitantes, su concepción monumental, equilibrada, simétrica y jerárquica.
Estos principios urbanos implican una ciudad en la que se destaquen por su volumen los edificios públicos, mientras que las viviendas particulares participan del relleno de la trama de la ciudad, no pudiendo ser más altos que aquellos. Esta concepción también busca una plena soleación y ventilación de las casas y la vía pública; un principio higienicista describe que “donde hay sol no hay enfermedades”, también priorizando los espacios verdes por habitante.
A pesar de no lograrse la declaración como patrimonio histórico de la humanidad en la década del 90, la ciudad de La Plata representa un hito en la historia mundial del urbanismo, por lo que se encuentra protegida por diversos pactos de la Unesco que Argentina ha ratificado. La Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial y Cultural de 1972 establece la obligación de “identificar, proteger, conservar, rehabilitar y transmitir a las generaciones futuras el patrimonio cultural y natural situado en su territorio”. En el año 2003, la misma UNESCO profundizó el concepto proteccionista y dispuso que se debe evitar cualquier forma de destrucción intencional del patrimonio, como así también obliga a nuestro país a “adoptar todas las medidas necesarias para prevenir, evitar, hacer cesar y reprimir los actos de destrucción intencional del patrimonio cultural”.
Allí también se indica que cuando un país miembro destruya patrimonio cultural de gran importancia, como es nuestra ciudad, o se abstenga de adoptar las medidas oportunas para prohibir cualquier acto de destrucción intencional de dicho patrimonio (independientemente de que éste figure o no en una lista confeccionada por la UNESCO u otra organización internacional), debe responsabilizarse por esos actos. Por ello, ante la sanción del COU, el Estado argentino podría ser responsabilizado internacionalmente por no proteger el patrimonio de la ciudad.
Por todas estas cuestiones es innegable que el Código de Ordenamiento Urbano es violatorio de las normas mencionadas. Asimismo habrá que determinar la responsabilidad penal de los funcionarios que no han protegido debidamente la ciudad y empezar a desentrañar, en diferentes ámbitos, los intereses económicos –e incompatibilidades que estos generan– que se tejen por detrás del COU. Es la única forma de lograr una ciudad que siga siendo concebida para el conjunto de sus habitantes y no para los intereses de las corporaciones económicas y los políticos que hoy las representan.
Abogado del “Colectivo de Abogados Populares La Ciega” en la Asamblea contra de destrucción del patrimonio de La Plata PD: colaboración de Inti (Pérez Aznar)

martes, 6 de julio de 2010

No impulsamos reclamos, RECLAMAMOS Diario El Dia

Quisera aclarar que mas allá de la visión que cada medio de comunicación pueda tener de la realidad, rescatamos la importancia de haber puesto el tema en los medios de comunicación locales.
Aunque mas no sea en este caso con alguna que otra información errónea (no sabemos si por improvisación de la investigación o la tendenciosidad de la información brindada) más allá de la escueta nota, que lleva a un plano mas superficial esta asamblea vecinal, sin contar ninguna acción de las que ya se han llevado a cabo, nuestra lucha está mucho mas allá de proteger "casas viejas" es en contra de un codigo urbano que roza la anticonstitucionalidad trasgrediendo derechos ambientales y avalados por la propia constitucion nacional, dejando de lado los procesos de participación ciudadana e institucional, favoreciendo a las grandes empresas que monopolizan la construcción en altura, en decrimento de la calidad de vida urbana de todos sus habitantes.

"Ciudad sustentable" no es el nombre del grupo, sino que es una de las instituciones que apoyan a esta asamblea abierta de vecinos que se realiza periodicamente una vez a la semana. En este marco se esta conformando una Asociacion sin fines de lucro que contenga y lleve a cabo las presentaciones legales y formales necesarias para seguir esta lucha.



ver en la web:
http://www.eldia.com.ar/edis/20100706/laciudad12.htm

Impulsan reclamo por casas antiguas

Movilizados por “la preservación del patrimonio edilicio platense y en particular por las casas antiguas ante el riesgo de demoliciones”, dirigentes de un grupo denominado “Ciudad sustentable” mantuvo ayer una reunión para fijar posiciones y analizar las estrategias a seguir para “proteger las propiedades con valor histórico”.El grupo buscará entrevistarse con el intendente Pablo Bruera y con representantes del Concejo Deliberante. También continuarán con las acciones de protesta y no descartan acudir a la Justicia con el pedido de medidas cautelares. “Hay un catálogo con más de 1.900 propiedades protegidas; una ordenanza, la 5.338, que exige la conservación de las viviendas construidas antes de 1940 y hasta un decreto nacional que declara al casco fundacional de La Plata monumento histórico”, sintetizó José María Di Gregorio, integrante de Sotobosque, una de las instituciones que participa de la movida.De la reunión de ayer -en la que hubo unas 20 personas- participó el concejal Daniel Caferra, quien elabora un proyecto que propondrá en el cuerpo legislativo comunal. “Queremos pedir que se suspendan por 180 días las demoliciones y los cambios edilicios de las casas con valor patrimonial o construidas antes de 1940. La idea es que mientras tanto se discuta una ordenanza que las preserve”, explicó el representante del bloque Nuevo Encuentro.

Aún no se aplica el nuevo Código Urbano pero la ciudad ya parece bombardeada

ver en la web:
http://www.elargentino.com/nota-97595-medios-122-Aun-no-se-aplica-el-nuevo-Codigo-Urbano-pero-la-ciudad-ya-parece-bombardeada.html

Arquitectos e ingenieros están en contra

Aún no se aplica el nuevo Código Urbano pero la ciudad ya parece bombardeada
06-07-2010 / Así lo demuestra un relevamiento de obras realizado por los vecinos para Diagonales

En este lugar en el que trabaja un grupo de obreros, en 4 entre 54 y 55, había una casa antiguaDicen que la utopía quedó atrás, allá lejos y hace tiempo, cuando la ciudad perfecta, racionalista y humanista, al servicio de la comunidad, comenzó a expandirse sobre sus lados como una mancha de aceite, informe. Entonces, la cuadrícula perfecta, cruzada de lado a lado por dos diagonales, dejó de estar rodeada de quintas y parques para expandirse, desorganizada, en una conurbe que la ahogó. Después vinieron las torres para oficinas y más tarde los edificios de departamentos pero... ¿cuándo fue que se perdió el sueño de Pedro Benoit? Hay quien data la fecha de defunción del proyecto en La ley de Propiedad Horizontal, que habilitó que se puedan hacer más de una casa por lote, pero lo cierto es que La Plata crece en conflicto y su morfología cambia bajo el poder de las fuerzas del mercado desde los años '50. Y cada vez más vecinos advierten que se pone en riesgo la admirable idea conceptual que la vio nacer el 19 de noviembre de 1882.A 128 años de su fundación, la ciudad cuenta con un nuevo Código de Ordenamiento Urbano (COU) que los vecinos critican porque permitirá construir edificios más altos en el centro, pero que, según las autoridades de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de La Plata, desnuda la carencia de un plan para la ciudad y el partido. La casa de estudios manifestó su “preocupación por la ausencia de un diagnóstico serio y profundo, una evaluación de aplicación de la norma en vigencia, el acotado tiempo de desarrollo de las modificaciones y sus validaciones a partir de la construcción de consenso”. Y, en un comunicado, advirtió: “La ciudad es un bien de todos, y por ende la construcción de la misma debe ser consensuada para poder garantizar su sustentabilidad urbano ambiental, social y económica”.También el Centro de Ingenieros de la provincia planteo su oposición: “nos encontramos frente un código que no responde a ningún plan urbano ni vial sino mas bien a un agrupamiento de medidas desarticuladas”, lamentaron los profesionales, luego de recordar que “La Plata es el producto del proceso urbanístico más coherente y ambicioso que se haya desarrollado en la Argentina, y a pesar de ello no aprendimos a resguardar lo valioso que esto podría significar a largo plazo”.El COU todavía no se aplica, pero la ciudad ya parece bombardeada.

Llevarán la cruzada para defender los edificios históricos hasta la Justicia

ver en la web en:
http://www.diariohoy.net/accion-verNota-id-93618-titulo-Llevarn_la_cruzada_para_defender_los_edificios_histricos_hasta_la_Justicia


Llevarán la cruzada para defender los edificios históricos hasta la Justicia
Un grupo de vecinos, ambientalistas y profesionales platenses buscan frenar el aumento de demoliciones de casas antiguas en la ciudad, a partir del polémico COU del bruerismo, que favorece el negocio inmobiliario



Un grupo de vecinos, ambientalistas, miembros de ONG’s y profesionales platenses encararon una cruzada para torcer el rumbo que está tomando la ciudad a partir de la implementación del nuevo Código de Ordenamiento Urbano (COU) bruerista, que cambiará la identidad arquitectónica platense para dar paso al millonario negocio inmobiliario de las torres de departamentos. Defienden los edificios históricos platenses de un destino de escombros que parece irremediable. Ahora, llevarán su reclamo a la Justicia provincial por irregularidades en la sanción del COU, y también a la nacional porque no se cumple un decreto que declara patrimonio histórico al casco fundacional de La Plata.Así lo definió la Asociación Civil en Defensa del Patrimonio Platense, que se reunió ayer para analizar los pasos a seguir, que incluyen manifestaciones públicas y las presentaciones judiciales que harán en los próximos días. También reiterarán el pedido de audiencia con el intendente Pablo Bruera para solicitarle la suspensión de las demoliciones por un plazo de 180 días, además del cumplimiento de las ordenanzas vigentes que protegen a más de dos mil construcciones que forman parte del patrimonio histórico de la ciudad. “En 2006 se confeccionó un listado de cerca de 1.800 casas que conforman el patrimonio histórico de la ciudad y que están protegidas”, aclaró José María Di Gregorio, de la organización Sotobosque. “Además, a través de la ordenanza 5.338, que también está vigente, se prohíben las demoliciones o refacciones en los edificios cuyos planos sean anteriores a 1940”, agregó el miembro de la asociación que defiende el patrimonio platense. Es decir, el número de casas históricas que se deberían preservar supera ampliamente las dos mil, de acuerdo a estimaciones en la asociación. Por otro lado, según explicó Federico Pérez Aznar, otro de los integrantes del grupo, “el nuevo COU está en vigencia a pesar de que tiene un veto parcial y de que no se convocaron estudios de impacto ambiental”. Además, “por el decreto nacional 1.308 de 1999 se declara patrimonio histórico nacional a los edificios del casco fundacional platense, por lo que se deberían seguir los criterios que dictan las leyes nacionales para su protección”.La arquitecta Poly Sovinsky, vecina platense que participa de la asociación en defensa del patrimonio local, planteó que “es necesaria una planificación de la ciudad porque con el nuevo COU nos afecta a todos”.“Vamos hacia una ciudad distinta, de alta densidad, edificios altos y sobre todo a la pérdida de la identidad platense”, agregó Elisa Araujo, de la asociación MACA. De la reunión de los vecinos, y miembros de organizaciones también participaron los concejales Gastón Crespo (GEN), Daniel Caferra (Nuevo Encuentro) y Julio Irurueta (PRO), que buscarán suspender el aumento de las demoliciones desde el Concejo Deliberante.

Otra vez, se hizo justicia- ejemplo en Capital

Ver nota en www.pagina12.com.ar

Sábado, 26 de junio de 2010
Otra vez, se hizo justicia
Por Facundo de Almeida

*El caso de Montevideo 1250 fue un hito en la preservación del patrimonio arquitectónico en la Ciudad de Buenos Aires. Desde la sanción del Código de Planeamiento Urbano en el año 2000 y hasta 2007 la presentación de un proyecto de catalogación de un inmueble recién tenía algún efecto cuando el subsecretario de Planeamiento Urbano dictaba una resolución inhibiendo la posibilidad de realizar obras y demoliciones en la parcela en estudio.Esto a veces sucedía, algunas no, y otras llegaba tarde, cuando alertados por la existencia de un proyecto de ley que pretendía preservar un inmueble los depredadores se adelantaban y lo demolían antes de que la Legislatura pudiera tratar el proyecto. Más de una vez, la intención de un legislador de proteger un edificio significó, en la práctica, firmar el acta de defunción.La presentación de un recurso de amparo por parte de la organización Basta de Demoler, abonado con los argumentos que le acercó al juez la entonces diputada Teresa de Anchorena, permitieron que en esa primera instancia y luego en la Cámara en lo Contencioso Administrativo y Tributario dieran fuerza legal a algo que era de sentido común.Si la protección preventiva de un inmueble que se pretendía proteger quedaba librada a la discrecionalidad del subsecretario de Planeamiento de turno, se impediría a los diputados ejercer la facultad constitucional de legislar, permitiendo la demolición del edificio en cuestión antes de que terminara el por cierto engorroso trámite legislativo.Este principio, de índole constitucional y no patrimonial, fue finalmente aceptado y ni siquiera los principales detractores del patrimonio se animaron a cuestionarlo. A partir de ese momento, la sola iniciación de un trámite de catalogación implicó la protección del edificio.Pero hasta ahora no había sido aceptado este criterio para los casos en los que se encontrara en estudio de la Legislatura un proyecto destinado a modificar la rezonificación de un área, esto es, cambiar las alturas permitidas, por ejemplo, reduciéndolas, como ocurrió en Caballito.Como este tipo de leyes requieren de un procedimiento de doble lectura –se trata en la Comisión de Planeamiento Urbano, el pleno de la Legislatura la aprueba en primera instancia, luego se realiza una audiencia pública, reingresa a la comisión, y posteriormente se vuelve a votar en el recinto– los depredadores inmobiliarios aprovechan ese período para solicitar permisos de obras por encima de las alturas que regirían luego de sancionada la ley.Esto ocurrió en el caso de Caballito y en muchos otros casos que estaban en estudio. Lo mismo sucedió en Villa Pueyrredón, pero aquí los legisladores Rocío Sánchez Andía (Coalición Cívica), Eduardo Epszteyn (Diálogo por Buenos Aires), Juan Cabandié (Encuentro Popular para la Victoria) y Adrián Camps (Proyecto Sur) presentaron un recurso de amparo en representación de Karina Vanesa Matera, María Inés Saracco, Nilda Carmen Graciela Coppola, Rosa Noemí Bandera, Romina Castro Toth, Pablo Hernán Sánchez Peralta, Claudia Nora Poggi, Alfredo Javier Reca y Cristina Leonor Loredo, todos ellos ciudadanos porteños y habitantes del barrio.El objeto de la medida, basada en el antecedente de lo resuelto por la Cámara en el caso de Montevideo, era lograr que la Justicia prohibiera al Ministerio de Desarrollo Urbano “el registro u otorgamiento de permisos de obras nuevas y/o ampliaciones respecto de la traza correspondiente a la Av. Salvador María del Carril, entre la calle Campana y la Av. De los Constituyentes, y de la calle La Pampa, entre la Av. de los Constituyentes y la calle Burela de esta Ciudad (en adelante “la traza”), para la construcción de edificios que contraríen los parámetros urbanísticos establecidos en el proyecto de ley de aprobación inicial”.Es decir, pedían que el Poder Ejecutivo no pudiera autorizar obras que excedieran el límite de alturas que fijaba la ley que ya tenía aprobación inicial, y por lo tanto ya había recibido el voto favorable de la mayoría absoluta de los legisladores porteños.La magistrada Andrea Danas, fiel representante de ese grupo de jueces porteños que nos tienen acostumbrados a adoptar medidas acertadas y a favor de los ciudadanos, en este y otros temas sensibles, resolvió “ordenar al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires suspender el registro u otorgamiento de permisos de obras nuevas o ampliaciones respecto de la traza para la construcción de edificios que contraríen los parámetros urbanísticos establecidos en el proyecto de ley de aprobación inicial publicado en el Boletín Oficial nº 3318, del 10/12/2009, sancionado por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en su sesión ordinaria del 26/11/2009, y que tramita en dicho cuerpo bajo el expediente N 546D2009, hasta el dictado de la sentencia definitiva de autos. Esta medida incluye todos aquellos trámites iniciados hasta el presente o los que se soliciten en lo sucesivo, aun cuando se hubiese otorgado certificado de uso conforme o certificado de uso conforme condicional”.El 13 de mayo de este año la Legislatura sancionó la ley 3447, demostrando en los hechos que de no haber existido la rápida intervención de los legisladores y de la Justicia se habría vulnerado la facultad de los diputados y los derechos de los ciudadanos, como ocurrió con los permisos que se otorgaron desde el momento en que se aprobó inicialmente la ley e incluso desde que comenzó el trámite parlamentario.Si bien sabemos que la resolución de la Justicia en un caso particular no es aplicable automáticamente a todos los casos, también es cierto que la contundencia y razonabilidad de una decisión judicial muchas veces modifica las conductas erradas de los funcionarios, a veces por convicción y otras por precaución.Esta medida cautelar solicitada por diputados de cuatro bloques opositores, que demuestra además la transversalidad política del tema patrimonial –tan transversal como el lobby de los depredadores que tienen representantes en casi todos los bloques parlamentarios–, debería producir dos efectos.El primero es que el ministro de Desarrollo Urbano dicte una resolución para que los funcionarios se abstengan de otorgar permisos de obra cuando un proyecto de ley para bajar las alturas de un área de la ciudad se encuentre en estudio, más aún si recibió aprobación inicial.El segundo efecto debería ser que el Ministerio de Cultura de una vez por todas reglamente el procedimiento de protección preventiva de los bienes que se encuentren en análisis para ser declarados como integrantes del Patrimonio Cultural de la Ciudad de Buenos Aires, tal como lo ordena el decreto 312/06 reglamentario de la ley 1227 y firmado hace ya más de cuatro años.Si esto no ocurre seguramente seguirá habiendo reclamos judiciales cada vez que se avance en la regulación de alturas en la ciudad y se autoricen obras que puedan menoscabar la facultad de los legisladores y los derechos de los vecinos. En esos casos la responsabilidad de los funcionarios que firmen los permisos de obra será ineludible, porque la Justicia porteña ya avisó.Licenciado en Relaciones internacionales. Magister en Gestión cultural por la Universidad de Alcalá de Henares. http://facundodealmeida.wordpress.com

Amparo, ley nacional e insistencias

Ver nota en www.pagina12.com.ar

Sábado, 3 de julio de 2010
Amparo, ley nacional e insistencias

El CAAP se niega a dejar de quebrar la ley, el Quartier de San Telmo recibe un amparo y el patrimonio empieza a caminar a nivel federal. Vidt y Paraguay, condenado a ser demolido por el CAAP por razones misteriosas. Los consejeros consideraron que no vale la pena preservar este edificio y lo “desestimaron”.Por Sergio KiernanHubo un tiempo en que el Consejo Asesor en Asuntos Patrimoniales era una amable reunión de asesores del Ministerio de Desarrollo Urbano –o de Planeamiento, como era antes– con un encarguito casi abstracto. El ministerio que representa los intereses de la demolición y la especulación cada tanto tenía que frenar a alguien, cuando la Legislatura decidía catalogar algún edificio. Como esto sucedía casi a las perdidas –un puñado por década–, el ministerio podía encogerse de hombros cuando pasaba alguien por ventanilla pidiendo permiso para demoler algo todavía no catalogado. El Consejo era consultado, sin apuro, cuando llegaba una comunicación de la Legislatura, y entonces se inhibía o no el edificio en cuestión.Todo esto cambió con la ley 2548 y volvió a cambiar mucho más con la 3056, que crearon un nuevo sistema. No se puede demoler nada anterior a 1941 sin un trámite especial, que consiste en que el Consejo vea el edificio en cuestión y acepte la demolición –o remodelación– o la rechace, con lo que el trámite va a la Legislatura para su catalogación (o no). En su momento, este sistema despertó la alegría de los que esperan que algún gobierno porteño haga respetar la Constitución de la Ciudad y proteja el patrimonio.Pero no contaban con la astucia del ministro de Desarrollo Urbano, Daniel Chaín, que es un hombre muy soberbio, un arquitecto olvidable, pero un soldado de cierto sector económico. Chaín, vía su subsecretario de Planeamiento, Héctor Lostri, inventó que el Consejo tiene que ver no sólo el edificio cuya demolición se solicita sino su entorno. Por lo que los consejeros ven cada martes una completa ficha de la manzana entera y deciden sobre todos los edificios anteriores a 1941. Cosa rara, en la ley 3056 no dice nada sobre esto, sólo se mencionan los trámites específicamente solicitados por ventanilla.El truco consiste en que por cada edificio recomendado a catalogar se autoriza, sin que nadie lo pregunte, la demolición de varios otros. La proporción es demoledora, de a docena por cada catalogable, que nada casualmente suelen ser edificios grandes, que no corren peligro porque demolerlos no es rentable para los especuladores. Las razones que se aducen llegan a lo pueril: se cambió una ventana, se pintó la fachada, se hizo un local en planta baja. Los consejeros se refugian en que catalogar es algo así como un premio y no hay que dárselo a los que cambiaron un edificio. No entienden ni quieren entender que la catalogación es una manera de proteger edificios y eventualmente forzar su restauración.La lista así compilada es un valioso servicio a la piqueta, una apertura de la temporada de caza con el mapa de dónde está cada conejo. Susana Mesquida, que se encarga de Patrimonio en el ministerio de Chaín y Lostri, defiende la legalidad del mecanismo con razonamientos arcanos. Las representantes de la Secretaría de Patrimonio del Ministerio de Cultura, las defienden con rencor –“tu suplemento le hace daño a mucha gente buena”, les encanta decir a m2– y los que representan a entidades no gubernamentales –Cicop, Instituto de Investigaciones Históricas de la Arquitectura y el Urbanismo, UBA, SCA– adhieren o por solidaridad entre arquitectos o porque consideran normal cerrar de una vez la cuestión de qué se puede demoler, que no es lo mismo que cerrar la cuestión de qué se va a proteger.Por suerte, hay un miembro del Consejo que no es arquitecta, ni considera normal quebrar la ley y arriesgarse a una causa penal por incumplimiento de los deberes de funcionario público (que alcanza a todos los miembros, aunque no sean funcionarios de carrera, por haber aceptado un asiento en el Consejo). Mónica Capano dirige la Comisión de Preservación del Patrimonio Histórico y Cultural con mandato de la Legislatura, y está preparando un escrito para deslindarse explícitamente del mecanismo inventado y entrampar al Consejo. Capano tiene un sentido común sumamente robusto y entiende claramente que no se puede autorizar algo tan vinculante como una demolición con argumentos de seminario en la FADU, si no se tiene el respaldo del voto o una ley. Los consejeros no tienen ni lo uno, ni lo otro.
En el CongresoMientras en el Mercado del Plata se cuecen esas habas, en el Congreso está apareciendo la agenda patrimonial de un modo sorprendentemente claro. El diputado Horacio Piemonte –de la Coalición Cívica, con años de militancia en Suteba, en el Frente Grande y el Frepaso– presentó un claro proyecto de ley de preservación. Lo que busca Piemonte es crear una entidad nacional que ayude a conservar edificios, lugares, colecciones, monumentos, parques y yacimientos, o sea el stock de cosas importantes, hermosas y cargadas de historia que tiene el país. El diputado anduvo investigando leyes similares de otros países, y explicó a m2 las cuerdas principales de su proyecto. Por un lado está simplemente la necesidad de cumplir con el artículo 41 de la Constitución, que ordena preservar el patrimonio nacional. Sin leyes que accionen este mandato, es como si no existiera...Segundo, se quiere imponer “una visión más moderna del patrimonio, que salga de la pieza notable, del monumento, y tome conjuntos por prioridades sociales, etnográficas y ambientales”. Piemonte entiende bien el funcionamiento de una ley nacional, que sirve de marco para legislaciones provinciales y hasta municipales. A la vez, tener una ley a nivel federal permite a la sociedad impulsar sus peleas locales, con un respaldo grandote. Quienes ven las batallas perdidas en pueblos y ciudades entienden bien el calibre de una herramienta así.Piemonte incluye en su proyecto un grado de energía ejecutiva muy agradable. La idea es crear una comisión con capacidades de acción y un régimen de castigos. “Yo sé que existe el peligro del reglamentarismo –explica–, pero si no se especifican castigos, las leyes son una expresión de deseos nobles, nada más.” Con lo que el proyecto detalla multas y sanciones a quienes destruyan bienes catalogados.Y un gran elemento es la explícita inclusión de la acción ciudadana. Esto es porque la experiencia demuestra que sin ONG y sin vecinos movilizados en temas de patrimonio, nada ocurre ni ocurrirá. Habrá que ver el camino de este proyecto en el Congreso –que empieza por la Comisión de Cultura que preside Roy Cortina– y ver cómo se gana justamente el apoyo de los grupos ciudadanos.
El QuartierQuien pase por San Telmo, Garay arriba a la altura de Piedras, ya verá el primer piso del Quartier, la torre que amenaza arruinar el barrio. Como se veía en los render y como se adivinaba, es un mazacote de hormigón sin gracia ni estilo, el tipo de cosa que pasa por arquitectura en este país. Quien mire bien verá que no hay nadie trabajando, porque la Justicia porteña hizo lugar al amparo presentado por Basta de Demoler y la obra está paralizada.El amparo explica en números el bodrio: 30 mil metros cuadrados sobre 27 pisos, a casi 90 metros de altura, sin estudios ni inversión en las redes de servicios de un barrio básicamente de casas bajas. Tampoco se tuvo en cuenta que un barrio no es un espacio abstracto, una plancheta del código, sino “una unidad territorial” con factores propios que le dan cierta homogeneidad que no puede quebrarse así nomás. Construir una mole así le va a cambiar el carácter a San Telmo de un modo definitivo, sin retorno, lo que quiebra la Constitución porteña. En resumen, lo que plantea Basta de Demoler es que la obra nunca debió ser autorizada y que ese permiso debe ser revocado.Una originalidad del planteo es que se menciona el concepto de “contaminación arquitectónica”, metáfora feliz para la mancha de petróleo de edificios anómicos que se incrusta hasta destruir todo carácter a los barrios. Los apelantes explican al juez que el daño que causa este tipo de contaminación no tiene arreglo, afecta los derechos adquiridos de los vecinos que ya viven en el barrio y resulta una violenta imposición de los intereses de unos pocos sobre los derechos de muchos.Para pedir el revocamiento del permiso de obra, Basta de Demoler denuncia que la Ciudad no hizo los estudios ambientales y por tanto se trata de un abuso de derecho, que no cumplió con su propio Plan de Manejo del Casco Histórico y que no debería haber permitido la obra simplemente porque la Legislatura está tratando la expansión del APH1 hasta Parque Lezama.

lunes, 5 de julio de 2010

Ganancia de unos pocos. Un negocio que convierte en escombros a los edificios historicos de la ciudad

en la web:
http://www.diariohoy.net/accion-verNota-id-93434-titulo-Un_negocio_que_convierte_en_escombros_a_los_edificios_histricos_de_la_ciudad

Ganancia de unos pocos
Un negocio que convierte en escombros a los edificios históricos de la ciudad
Las modificaciones al COU y los permisos para demoler antiguas viviendas habrían sido aprobados para despejarles el camino a los constructores cercanos al poder político. Radiografía de un negocio que está destruyendo el patrimonio platense

document.getElementById('imagen1').style.display = 'block';



Así como reconoce sus rasgos en las diagonales, los tilos y la numeración de sus calles, La Plata es igualmente admirada por sus edificios fundacionales, su patrimonio escultórico y su fisonomía urbana, a la que mucho contribuyen sus construcciones antiguas.Estos y otros atributos hacen a una identidad, que en los últimos años se ha visto bastardeada por el avance indiscriminado de la construcción a expensas de viviendas y fachadas históricas que quedan reducidas a escombros.Lo singular del caso es que no habría sido la falta de planificación lo que terminó desatando esta suerte de plaga, sino una maniobra presuntamente orquesta en pro de un fastuoso negocio inmobiliario. Algunos dicen que el Municipio lo hizo para retribuir el apoyo que habría recibido el oficialismo durante su campaña electoral, y otros que lo armó para hacerse del respaldo que necesita de cara a una nueva contienda electoral (en la que, por su rebeldía, no contaría con recursos de la Provincia, ni mucho menos de la Nación). Pero nadie, en los círculos de poder, habla de un boom inmobiliario nacido por generación espontánea.Quienes no creen en la casualidad y abonan la teoría de las causalidades, apoyan sus argumentos en dos hechos puntuales: la modificación de una norma que impedía tirar abajo las viviendas antiguas, y los cambios al Código de Ordenamiento Urbano (COU) para habilitar la construcción de edificios en aquellas zonas en las que no estaban permitidos. Ambas sobrevinieron durante la actual gestión municipal y no estuvieron exentas de escándalos.Sobre el primero de esos puntos, ediles de la oposición dijeron que en 2006 -y para respaldar la postulación de La Plata en su frustrado intento por convertirse en Patrimonio cultural de la humanidad- se creó un registro de bienes a proteger. En ese catálogo entraron 1.826 construcciones, 40 de las cuales merecían protección integral y 171 protección estructural.Dos años más tarde, el oficialismo en el Concejo Deliberante modificó la letra y dejó la evaluación de esos bienes al arbitrio de una comisión integrada por representantes de entidades colegiadas, y de los sectores empresariales ligados a la industria de la construcción. Despejado el camino, las recientes modificaciones al COU -que aun no entró en vigencia- hicieron el resto. ¿Es descabellada esta lectura? Lo cierto es que las fachadas históricas se siguen precipitando a tierra como fichas de dominó y ni los concejales ni la asamblea de vecinos y profesionales que ejercen la resistencia, han logrado detenerlo.Gruesas paredes que ceden ante el impacto de los mazazos y enormes ventanales que son sacrificados en nombre del progreso. Para el concejal Daniel Caferra (Nuevo Encuentro), “la agresión contra el patrimonio histórico es un fenómeno ininterrumpido que tiene períodos de mayor profundidad, como el que nos toca vivir”.Según el edil, la ciudad estaría a merced de “una política que tiene como fin los negocios inmobiliarios”, que ahora han sido “liberados de obstáculos”. Aquellos que recorren los pasillos del Palacio Municipal (o los bares que rodean a la Legislatura) saben que hay una danza de nombres. Dicen que las grandes beneficiarias de todo este teje y maneje serían las inmobiliarias Dacal y Moragues. También hablan de un empresario bastante devaluado en su rubro, pero acostumbrado a saborear las mieles de los negociados non sanctos; y de un alto funcionario bruerista que haría de nexo entre éste y la caja municipal.Caferra no lanza acusaciones ni hace nombres. Pero entiende que es “sugestivo que el gobierno municipal se haya empeñado tanto en aprobar las modificaciones al COU, aún frente a lo que opinaban los entendidos”.Considera que entre los concejales oficialistas -que ostentan la mayoría- no hay voluntad de preservar aquellas viviendas. De todos modos, tiene previsto presentar un proyecto de ordenanza que prohiba por 180 días la realización de cualquier reforma, tanto en las construcciones que integraban aquel listado, como en las que se construyeron antes de 1940. Mientras tanto, deberán buscarse soluciones para resolver la cuestión de fondo.ProtagonistasAl analizar la empresas que apoyaron la polémica reforma del COU, algunas directa o indirectamente involucradas en la destrucción de edificios históricos, hay datos llamativos. A saber:Claudio Di Rocco. El ingeniero que militara en Platenses en Acción, la efímera agrupación que sirvió de plataforma política al dueño de Galia, Ricardo Salomé, para jugar al candidato a intendente, es un abonado del establishment local y hace lobby para la corporación constructora desde la Federación Empresaria de La Plata y desde la Cámara Argentina de la Construcción.Jorge Del Río. Titular de la constructora Ridel SA, amplifica su poder de lobby con su chapa de presidente de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas de la Construcción (Apymeco), la más combativa de las entidades que agrupan al sector.Gustavo Marín. También tiene paraguas institucional. Es el presidente de la Federación de Pymes de la Construcción y acredita 29 años de provechosa relación con la obra pública provincial. Participó de obras de gran envergadura, como el Estadio Unico y las cárceles de Magdalena y Melchor Romero.Adolfo Zelaya Ibarrola. Es el fundador y presidente de Adra, una constructora con 25 años de trayectoria que ya levantó una treintena de edificios en el casco urbano de la ciudad, tiene en construcción otra decena y al menos otros cinco proyectados.Pablo Mindlin. Es el gerente de Borok Construcciones, una empresa que ha levantado numerosos edificios en el casco urbano platense y también ha hecho buenos negocios con el Estado. De muy bajo perfil, Mindlin evita la estridencias, pero juega fuerte. Lobby silencioso pero de alta gama.Javier Moragues. Otro lobbista de bajo perfil pero fuerte influencia en La Plata. Dueño de Inmobiliaria Moragues, también tiene Moragues Edificios. En su sitio web dice que “apuesta” por el país y, fundamentalmente, por “la ciudad”.Julio Chaparro. Presidente del Grupo Building, este arquitecto es, acaso, el empresario platense que ha experimentado el más meteórico de los crecimientos de la ciudad, gracias a su cercanía con el poder político. En la última década, hizo florecer más de 60 edificios y consolidó una marca que es ícono del llamado “boom de la construcción”. De alto perfil, le gusta la rosca y la practica con habilidad.A ellos se suman los popes de los countries (ver aparte), fieles exponentes de una casta frente a la que poco podrán hacer aquellos románticos que, simplemente, quieren frenar la demolición de casas bajas.
Los barones de los countries
Entre los grandes beneficiarios de las reformas brueristas en materia de construcción, también se encontrarían los siguientes empresarios:Gustavo Rodríguez Dacal. Titular de Dacal Bienes Raíces, su crecimiento ha sido exponencial en los últimos años. Los tradicionales actores del negocio inmobiliario de City Bell dicen que “rompió” el mercado en la zona norte del partido poniendo los precios por las nubes. Se lo vincula al ex secretario de Medios de la Nación, Pepe Albistur, y a su novia citybellense, Victoria Tolosa Paz, con quienes compartiría negocios.Alberto Dacal. Es el hermano de Gustavo, pero tiene boliche propio e intereses en el mismo rubro. Juega fuerte en el negocio de barrios privados, countries y clubes de campo. Ya hizo el Grand Bell y desarrolla urbanizaciones en Hernández, Gonnet y en la Ruta 2. También tiene presencia en los dos balnearios clásicos del veraneo top argentino: Pinamar y Punta del Este.
Vía libre a las demoliciones
En abril último la concejal Teresa Urriza (Frente para la Victoria-Partido Justicialista-Nacional y Popular) presentó un pedido para que el Ejecutivo informara sobre la demolición de propiedades con valor arquitectónico, que supuestamente estaban protegidas. Lógicamente, las demoliciones siguieron adelante.La edil recordó que “el Colegio de Arquitectos se opuso a las modificaciones al Código de Ordenamiento Urbano (COU)”, pero aún así se siguió adelante con el proyecto.También hizo ver que la ciudad tenía un Consejo de Ordenamiento Urbano y Territorial (COUT) que velaba por los intereses de la comunidad por sobre los intereses particulares, pero ahora “inventaron” un nuevo organismo en cuya composición participan el Colegio de Martilleros y la Cámara de la Construcción, es decir dos grandes interesados en el desarrollo inmobiliario.
Los terrenos más valiosos
El concejal Daniel Caferra (Nuevo Encuentro) señaló que, por lo general, “las casas históricas están en los terrenos más valiosos, por lo que un edificio de diez pisos permite una ganancia extraordinaria”.Agregó que el cuidado de los bienes patrimoniales le daría a la ciudad “un valor agregado” y podría servir de incentivo para que los extranjeros que visitan la Capital Federal vengan de paseo a la ciudad. Pero “en estos últimos años se ha visto cómo la construcción arrasó con esas propiedades”.Con las nuevas normas, las empresas tienen respaldo legal para demoler y construir. Con la entrada en vigencia del nuevo COU el fenómeno será mucho más notorio.“El arrasamiento de la historia urbana de La Plata es como serruchar la rama que pisamos: el perfil distintivo de la ciudad es oro en polvo para el turismo cultural y para la promoción de la ciudad como centro de convenciones durante todo el año”, concluyó Caferra.
Los vecinos que resisten
Se los vio sufrir frente a la demolición de una fachada histórica en la calle 10 del casco urbano platense. También se los pudo ver peleando por la preservación de los edificios que rodean a plaza Rocha. Pero poco y nada pudieron hacer estos vecinos ante al avance arrollador del nuevo boom inmobiliario.Se dice que la proliferación de edificios -a la que le dio luz verde la modificación del Código de Ordenamiento Urbano (COU)- hará colapsar las cloacas, deteriorará los servicios públicos y, obviamente, proyectará más sombra sobre las viviendas bajas.La ordenanza ya fue aprobada. Pero la asamblea que integran vecinos, profesionales y dirigentes de entidades interesados en la protección de los bienes históricos sigue adelante con su cruzada.En ese sentido, la profesora de Historia del arte y Museóloga, Angelina Muñoz Ojeda, contó que comenzaron a reunirse hace poco más de un mes y desde entonces han visto cómo se aceleraron “las agresiones” contra esos edificios. “Es tremendo -dijo- cuando detectamos alguna casa en peligro, no podemos difundir con anticipación la protesta, porque aceleran el proceso de demolición”.Las casas están ubicadas dentro del casco urbano y las empresas constructoras necesitan demolerlas para levantar edificios que redundarán en fabulosas ganancias.

Vecinos reunidos para preservar la ciudad

ver nota en:
http://www.elargentino.com/nota-97457-Vecinos-unidos-para-preservar-la-ciudad.html


Sociedad Diagonales

Se reúnen en el Pasaje Dardo Rocha


Vecinos unidos para preservar la ciudad 05-07-2010 /
Estudian el impacto de la construcción de edificios en el casco urbano de La Plata

En este lugar en el que trabaja un grupo de obreros, en 4 entre 54 y 55, había una casa antiguaAsociación sin fines de lucro “Defendamos La Plata”, en defensa y protección del patrimonio histórico, se reunirá hoy a las 18 en el Pasaje Dardo Rocha en una asamblea abierta. Los militantes organizan un evento en el que protestarán por la aplicación del Código de Ordenamiento Urbano (COU), e invitan a toda la comunidad a sumarse a la movida.“Necesitamos la colaboración física, psíquica y económica para la organización del evento del día 9 de julio, por tanto es importantísimo que, aunque más no sea, puedan participar media hora, para poder colaborar con los que estamos más comprometidos”, escribieron en un mail que circula por la red.Mientras tanto, el núcleo duro del grupo prepara varios documentos con cuestiones técnicas, que van desde la sombra que generarán los edificios en altura –en función de los ángulos solares de La Plata–, al colapso de la infraestructura de servicios públicos que significaría la construcción de edificios en una zona hoy ocupada por casas bajas.Uno de los pilares del evento que se organiza para el 9 de julio es la firma de un petitorio con algunos reclamos concretos.Según trascendió, los vecinos le recordarán al intendente Pablo Bruera y a los concejales que “La Plata constituye la empresa urbanística más ambiciosa encarada por los argentinos. Pensada, diseñada y construida para el rol específico de Capital de la Provincia de Buenos Aires, su singular diseño urbano fue planificado teniendo en cuenta la belleza arquitectónica, la elección de materiales adecuados, agilidad en el tránsito, forestación y sitios verdes públicos con todas las condiciones de calidad de vida y armonía para sus vecinos y todos los elementos que constituyen un espacio habitable”.Si bien el texto se dará a conocer en unos días, Diagonales pudo saber que los vecinos dejarán en claro que “buena parte de los componentes materiales e inmateriales lo que se denomina Patrimonio tangible e intangible que definen la identidad platense se encuentran gravemente amenazados por la especulación inmobiliaria, las presiones para obtener mayor rédito a través de la explotación del suelo urbano, la falta de protección adecuada de edificios y sitios patrimoniales, la ausencia de organismos específicos que velen por el patrimonio de la ciudad y la inexistencia de campañas de educación y participación comunitaria en todos los niveles”.Sobre el COU, aseguran que “la excesiva densificación propuesta para el área central de la ciudad implicará problemas de todo tipo; como falta de adecuada iluminación, de ventilación y de incidencia del sol, aumento de vehículos en la vía pública y de espacios para su estacionamiento, problemas para el normal desarrollo de los árboles y para la adecuada provisión de servicios”.Según trascendió, advertirán que “más allá de la imposibilidad de preservar edificios históricos y espacios urbanos en el marco de los postulados de documentos internacionales que el país ha ratificado, consideramos que este nuevo COU pone en riesgo lo que constituyera el valor esencial , definido aun antes de que se concretara su diseño: la calidad de vida”.Finalmente, propondrán una revisión del COU, además de pedir al ejecutivo comunal que considere y le dé vigencia a normativas anteriores que por distintas razones no se están aplicando.