La asamblea se reúne 1ros y 3eros lunes de mes el café La Coffea, 6 esquina 49, a partir de las 19hs.

Para contactarte con Defendamos La Plata o formar parte del foro escribí a defendamoslaplata@gmail.com

martes, 7 de septiembre de 2010

El crecimiento de las ciudades representa un desafío, incluso a la posibilidad predictiva de la ciencia urbanística.

La ciudad como producto de las sociedades humanas provoca los mismos problemas y conflictos de sus vecinos: la cuestión económica, el derecho de propiedad, la preservación del patrimonio histórico, el impacto medioambiental y es el ordenamiento urbano el elemento reglamentario para su equilibrio.

El principio básico que trasciende a la planificación urbana es el bien común, considerándose tal al que permite el desarrollo integral del hombre como individuo y como miembro de una sociedad. Desde todos los tiempos es la prioridad otorgada al derecho de propiedad de la tierra sobre la función social de la misma, que va en paralelo con la desvalorización de lo público y del espacio de todos; una contradicción flagrante a la calificación del bien común como indivisible, ya que ambos se exigen mutuamente porque sin bienes particulares el bien común resulta irrealizable y la no realización de éste vulnera gravemente el valor del bien individual.
No sólo los bienes terrenos (de la naturaleza) son bienes comunes, sino también, los bienes materiales (construidos, fabricados, diseñados por el hombre) lo son. Por lo tanto los bienes de la cultura integran el bien común, lo que nos revela los rasgos principales como colectividad, su mentalidad, estilo de vida, su propia forma de humanizar su medio ambiente y engloba la identidad de cada una de las colectividades humanas.

El crecimiento urbano, la ruptura de los patrones de identidad, las nuevas tecnologías y paradigmas culturales, entre otros, aparecen en nuestra sociedad contemporánea planteando nuevos desafíos en torno a la conservación del Patrimonio Urbano.

Es necesidad imperiosa reentender el patrimonio en su dimensión de recurso, más allá de su condición de monumento, sitio , lugar o construcción histórica como enclave inserto en tejidos y tramas espaciales o paisajísticas, y darle la categoría que merece en la agenda social y sobretodo política como un instrumento básico para proyectar a futuro, en un rol protagónico e insustituible.

Por lo tanto nos encontramos entonces en un punto de inflexión histórico respecto a los fundamentos que debieran operar a la hora de generar los medios de reglamentar su planificación.

Es el objetivo de esta charla el conocer cuáles son las acciones y estrategias validas para definir políticas de acción en este contexto y como los profesionales, los vecinos autoconvocados y las O.N.Gs definen su rol para la solución de estas interrogantes no sólo en la definición de las acciones, sino también en el modo de conceptualizarlas, formularlas, ejecutarlas y, especialmente, controlarlas.


Prof. y Museol. Angeles Muñoz Ojeda


No hay comentarios:

Publicar un comentario